DESAFÍOS LABORALES DEL MAÑANA, COMPLIANCE

DESAFÍOS LABORALES DEL MAÑANA, COMPLIANCE

15:24 21 noviembre in Compliance, Eventos, Sin categoría
0 Comments

En el ámbito de las relaciones labores, se empezó a hablar por primera vez en los años 90, de la prevención de riesgos laborales, como consecuencia del incremento de la siniestrabilidad y la preocupación de la Administración  para reducir la misma. A consecuencia de ello, el 8 de noviembre de 1995 se publicó la Ley 31/1995, tras la transposición de la directiva 89/391/CEE.

Por eso, palabras como Prevención, Riesgos, responsabilidad, o políticas preventivas, no son ajenas al derecho laboral.

Sin embargo, junto a figuras como la del Delegado, técnico o responsable de prevención, se ha unido estos últimos años la figura del Compliance Officer, lo que supone nuevos retos en materia de seguridad y salud en el trabajo.

La Comunidad de Madrid, publicó en 2017 una guía de Compliance y cumplimiento normativo en prevención de riesgos laborales, lo que pone de manifiesto que es una figura que ha venido a completar las ya existentes en materia preventiva.

Cada vez se hace más patente que Compliance es la consecuencia de la preocupación social por el grado de compromiso de las organizaciones en la gestión del riesgo que genera su actividad.

Vamos avanzado hacia organizaciones que actúan, no por la sanción que se les pueda aplicar en caso de incumplimiento de la normativa de aplicación, sino  por un verdadero compromiso ético.

Y esto se hizo patente en el marco del IV Congreso Internacional de Seguridad y Salud en el trabajo organizado por OSALAN  en el Palacio Euskalduna de Bilbao. En el seno de dicho Congreso, el 14 de Noviembre se entregaron los Premios Mutualia a cargo de dicha Mutua, a aquellas empresas que resultaron ganadoras y finalistas por sus proyectos en materia de Igualdad e Innovación en materia de Prevención de Riesgos Laborales.

Nuestro despacho participó con una ponencia en el acto de entrega de los premios y tuvimos ocasión de comprobar que las empresas que presentaron sus proyectos están muy por encima del cumplimento legal, demostrando un verdadero compromiso por la mejora de la salud de sus trabajadores, desde una vertiente mucho más ética, con obligaciones autoimpuestas, por encima del marco normativo.

Este cambio en la sociedad se hace cada vez más patente, con pequeñas acciones que provocan grandes cambios, pero no sin ello exentos de retos o desafíos, entre los que podríamos concretar que:

  • Hablar de Compliance no es referirnos sólo al Cumplimiento normativo, sino también a aquellas obligaciones autoimpuestas por las organizaciones y que aportan un valor añadido, alineado con sus valores y estrategia corporativa.
  • Si bien empezamos a hablar de Compliance como consecuencia de la reforma del código penal español, no podemos limitarnos a los riesgos penales, sino que será necesario integrar todos los sistemas de gestión, para que no se produzcan divergencias en las políticas, procedimientos y controles implantados, derivados de una gestión fragmentada de Compliance. Debemos partir de una actitud de mejora continua por parte de la organización, lo que requerirá el liderazgo desde la alta dirección y la participación de los grupos de interés,  incidiendo principalmente en los trabajadores.
  • Cuando la organización está convencida de que quiere avanzar en este cambio a través de un sistema de compliance, el uso de sistemas de gestión normalizados, como puede ser en este caso la ISO 19600 y la ISO 45001, le permitirá iniciar el proceso desde el principio, desde el conocimiento de la organización, lo que exigirá realizar un análisis a través de un DAFO, como el que se acompaña como ejemplo:Partiendo del conocimiento de la organización, el siguiente reto al que se enfrenta la empresa, es el de ser capaz de convertir los riesgos en oportunidades. Partiendo de la definición de riesgo, en este area, como aquella posibilidad de que suceda un evento peligroso relacionado con el trabajo que tendrá un impacto sobre la salud de los trabajadores, afectando así a los objetivos de la empresa; deberemos convertir este riesgo en una oportunidad de mejora. El envejecimiento de la plantilla es inevitable, forma parte de la evolución natural del ser humano, y en determinados puestos de trabajo, puede derivar en un incremento de la siniestrabilidad y absentismo laboral. En cambio, si la empresa es capaz de ver en ello una posibilidad de mejora, puede diseñar políticas de retención de aquellos trabajadores próximos a la edad de jubilación en puestos de trabajo más flexibles que eviten lesiones o bajas laborales, diseñando programas de mentoring que faciliten la gestión del conocimiento, de forma que éste no se pierda con el relevo generacional.
  • Podríamos finalizar con el reto que supone para las organizaciones la comunicación en materia de Compliance. Es muy importante que todos los miembros de la empresa estén alineados con los valores de la misma, y los objetivos de compliance. Lo contrario provocará que el mismo sea ineficiente.

Esta comunicación interna puede realizarse a través de Grupos de trabajo, reuniones planificadas, Cursos o jornadas, Intranet, Mail, Apps…. Y todas aquellas herramientas que puedan favorecer el conocimiento por parte de todo el equipo humano que la compone.

Pero no debemos olvidar que la Comunicación también debe ser externa. El resto de grupos de interés con los que se relaciona la empresa deben ser conscientes de los valores y objetivos de compliance que persigue la organización, y aquellas buenas prácticas que promueve para conseguirlos.

A modo de conclusión diremos que:

  • El primer paso para implantar cualquier sistema de Compliance debe partir del adecuado conocimiento de la organización, con la participación de los trabajadores a través de sus representantes en materias como la Seguridad y salud en el trabajo, y la adopción de medidas de cumplimiento voluntario que evidencien en verdadero compromiso ético de la organización.
  • Una cultura empresarial ética tiene como consecuencia directa la existencia de mejores trabajadores, al sentirse parte de la empresa, e identificados con su cultura preventiva.
  • La estructura de alto nivel como mecanismo de integración de los distintos sistemas de gestión, a través de un liderazgo evidente por parte de la alta dirección, será clave para el éxito del sistema.
  • Cualquier sistema de Compliance debe estar alineado con la estrategia empresarial para ser eficaz.

Eventos como la presentación de los proyectos innovadores en materia de Igualdad o Seguridad y Salud en el trabajo, por parte de diversas empresas vascas,  en el entorno de un Congreso como el que participamos en la entrega de Premios MUTUALIA con nuestra ponencia en el Palacio Euskalduna de Bilbao, son el fiel reflejo de las organizaciones hacia la mejora continua de las mismas, a través de buenas prácticas y sistemas de compliance cada vez más eficaces.

Laura Mollà Enguix
Socia Bonatti Compliance

The following two tabs change content below.
mm

Bonatti Penal&Compliance

Nuestro objetivo es ofrecer a cada cliente el servicio más personalizado. Para ello le invitamos a que se ponga en contacto con nosotros y estaremos encantados de atenderle. info@bonattipenal.com
No Comments

Post A Comment